Home Actualidad Los cables de fibra óptica submarinos pueden monitorear a las ballenas

Los cables de fibra óptica submarinos pueden monitorear a las ballenas

by todofibraoptica

En un reciente artículo de Meher Bhatia and Pat Leonard, de Cornell University, se mostró una nueva técnica para rastrear ballenas haciendo uso de fibra ópticas ya instaladas en el fondo del océano. Esta técnica tiene el potencial de transformar los esfuerzos para salvar a diversas especies marinas en peligro de extinción.

La investigación fue originalmente publicada el 5 de julio de este año en Frontiers in Marine Science con el título de “Eavesdropping at the Speed of Light: Distributed Acoustic Sensing of Baleen Whales in the Artic” (que se traduce más o menos a ‘Escuchando a escondidas a la velocidad de la luz: detección acústica distribuida de ballenas barbadas en el Ártico’).

La siguiente ilustración muestra como funcional la técnica DAS (Distributed Accousting Sensing por sus siglas en inglés). Existe un interrogador (a) que envía un pulso de luz láser desde una estación terrestre a través del cable de fibra óptica. El cable tiene defectos (b) los cuales son ligeramente desplazados por los sonidos subacuáticos. Esto envía una señal que el interrogador puede interpretar como datos acústicos en intervalos o canales regularmente espaciados (c).

Crédito de imagén: Marte Finsmyr y Léa Bouffaut

La investigadora y primera autora del estudio, Léa Bouffaut explicó que el sonido viaja 5 veces más rápido en el océano que en el aire, y “ya que las ballenas son muy vocales, el monitoreo acústico es muy eficiente para determinar en que parte se encuentran, y hacia donde se dirigen”.

El poder poner esta información en las manos de conservacionistas y tomadores de decisiones, podría tener un tremendo impacto para salvaguardar esta y otras especies que están en peligro de extinción.

“Mi esperanza es desarrollar aún más esta tecnología y ponerla a disposición de todos los involucrados en la conservación marina”, dijo Bouffaut. “Esta tecnología podría hacer que el futuro de las ballenas sea mucho más esperanzador”.

Pueden leer el artículo completo en inglés, en la página de Cornell.

Compartir:

Related Articles

Leave a Comment