Home ActualidadNuevos Productos y Servicios Cómo Proteger los Cables de Roedores

Cómo Proteger los Cables de Roedores

by Jose Manuel Enriquez

Comúnmente ilustrados de forma caricaturesca como Mickey Mouse, Topo Gigio, Speedy González, Chip and Dale, y Scrat –entre muchos otros, en la vida real estos pequeños animales dientudos son causa de costosos daños para los operadores de telecomunicaciones y sus clientes. 

Para dimensionar el problema, en el 2015 Joe Pinker de la revista The Atlantic, escribió un artículo sobre cómo las ardillas habían sido responsables de tumbar las operaciones de las bolsas de valores de NASDAQ y Nueva York (NYSE) en varias ocasiones, resultando en cuantiosas pérdidas. 

En el 2011, Level 3 –ahora parte de Lumen Technologies– confirmó que en ese año, 17% de los daños a su red de fibra óptica había sido causada por roedores.

Hoy en día se estima que un 6% de las fallas de Internet en América Latina, puede ser causada por dichas criaturas.

Rafael Goes Barreto, Jefe de Ingeniería de Producto y Aplicación para Furukawa Electric en México, nos comentó que, en algunos países como Brasil, el problema es tan común, que el regulador local ANATEL cuenta con una norma emitida específicamente para cables de fibra óptica con protección anti roedor. 

Por otro lado, Ricardo López Corella, del Departamento de Gestión de Ingeniería Operativa del ICE, confirma que en Costa Rica las ardillas son tan agresivas que han tenido que cambiar un mismo tramo de cable hasta 3 veces en 15 días; o, han instalado un cable un día y al siguiente día cuando fueron a fusionar las fibras, ya había sido dañado por las ardillas, dejando los cables inservibles; mientras que en otras ocasiones han encontrado daños en hasta 8 puntos en un tramo de apenas 80 metros. 

“Pareciera que las ardillas entrarán en una competencia para ver cuántas veces pueden dañar el cable; o qué tan rápido después de instalarlo lo pueden dejar inservible” comentó López Corella.

  • Daño a cables de fibra optica causado por ardillas
    Foto cortesía de Angel Ibarra del Grupo TELEMATICOS en Facebook

Existen varias opciones de protección en el mercado, entre las más comunes tenemos:

  • Armado Metálico – estos diseños de cable incluyen una capa de acero corrugado, con una o dos capas de polietileno, el cual puede ser muy eficiente para tendidos soterrados, pero demasiado pesado para tendidos aéreos (y al menos en Costa Rica y Panamá, las ardillas rompen la cubierta externa de polietileno y roen o rasgan con sus garras el acero, causando daños a los cables).
  • Armado Dieléctrico con malla de fibra de vidrio. Una solución diseñada para instalaciones que requieren de un armado dieléctrico y ligero. Esta solución puede ser eficiente para proteger los cables de los ratones comunes (rattus rattus), aunque no resulta útil para protegerlos de las ardillas; ya que, además de sus dientes, sus garras también son largas y filosas, permitiéndoles penetrar hasta el núcleo del cable donde se encuentran las fibras ópticas.
  • Aditivos Químicos que se agregan a la cubierta del cable. Varias empresas han invertido recursos en desarrollar aditivos a base de diversas substancias químicas que podrían ser desagradables en sabor, olor o sensación para los roedores, con aromas que les recuerdan a sus depredadores, o, como la capsaicina, sustancia derivada del chile que a muchas especies no les gusta; sin embargo, su eficiencia suele variar mucho dependiendo de la especie del roedor y la región donde habita.

En América Latina, donde la creatividad e ingenio abundan, existen otras soluciones menos comunes que son muchas veces desarrolladas por contratistas y sus equipos de ingenieros y técnicos instaladores. Por ejemplo:

  • Tubos de PVC — el cable se mete dentro de ductos de PVC con un diámetro mayor al alcance de mandíbula de los roedores; López Corella afirma que en Costa Rica algunos operadores intentaron ese método, pero además de costoso y poco estético, no funcionó. 
  • Grasas –se untan los cables con dichos compuestos, lo cual pueden funcionar mientras no sean removidos por la lluvia u otros elementos, por lo que tampoco es viable como solución a largo plazo.
  • Reducir Intensidad del Olor a Polietileno – Un cliente de Barreto dejaba que los cables estuvieran en almacén de 1 a 2 años antes de instalarlos; esto permitía que bajara la intensidad del olor a polietileno de la cubierta exterior –aparentemente algo que atrae a las ardillas (algo no tan viable en este mundo tan hambriento de fibra que requiere hacer uso de la fibra tan pronto como llega al cliente). Tampoco resultaba ser una solución muy eficiente.

Entendiendo el Problema

Barreto afirma que, para entender el problema tenemos que verlo desde el punto de vista de los mismos roedores. “Su principal motivador es la sobrevivencia, ya que sus dientes frontales (incisivos), nunca dejan de crecer, así que roer es su salvavidas; si no lo hicieran, no les sería posible comer y morirían de hambre”, comentó Barreto. 

Adicionalmente, las ardillas son muy territoriales, así que cuando les ponen un objeto que no se encuentra naturalmente en su hábitat –o no existe desde su nacimiento, ellas inspeccionan y atacan a dicho intruso. 

También es importante saber la longitud de sus incisivos, y garras, ya que esto nos permite entender que tan profundo de la cubierta externa pueden penetrar.

La industria ha seguido innovando, algunos de los más recientes diseños incluyen:

Cables Armados con Láminas de Fibra de Vidrio (Flat FRP Armor), los núcleos del cable son protegidos por láminas delgadas hechas del mismo material con el que se fabrica el elemento central de refuerzo (FRP). Este método ha resultado muy eficiente para proteger los cables de los ratones, más no de las ardillas.

Cables Armados con Varillas de Fibra de Vidrio (FRP Rods), en este caso las varillas del mismo material son más gruesas, haciendo más difícil que las garras o dientes de las ardillas puedan llegar al núcleo del cable, una solución que tanto Barreto como López Corella confirman ha resultado muy eficaz contra daños causados por ardillas.

Estas últimas dos opciones parecen ir tomando fuerza en el mercado, donde varios fabricantes de cables ya ofrecen productos con estas características y los operadores están viendo su beneficio. Algunas de las empresas que ofrecen una o ambas opciones incluyen a Furukawa Electric, Prysmian, Corning, Incab America, ARTIC LATAM, Sterlite, LS Cables, Taihan, ZTT y FiberHome, entre otros.

Como todo en la vida, no hay una solución idónea para todas las situaciones. Muchos factores tienen que ser considerados para decidir cuál es la mejor opción. Por ejemplo, qué tipo de enlace es, que tan agresivos son los roedores de la zona y que probabilidad de daños existe. Dependiendo de la agresividad o presencia de roedores en la zona, algunas soluciones menos costosas y más ligeras pueden ser implementadas; mientras que, para una red troncal en una zona de alto riesgo, es extremadamente importante mantener la integridad del cable a cualquier costo. 

Como dirían las empresas farmacéuticas: consulte con su proveedor de cables para ver cuál es la mejor opción para su situación, y cuéntenos sobre su experiencia al lidiar con esos animalitos.

Compartir:

Related Articles

Leave a Comment